Febrero 19, 2014

La Batalla más Importante

Logo  LentejaPardina CMYK_NUEVO

La Batalla Más Importante

Sucedió mientras las lentejas, puestas al fuego desde hacía un buen rato, comenzaban a estar en su punto. Era todo un clásico en nuestra familia que la mañana después del día de Reyes, las lentejas presidieran la mesa. Todo un desafío a la cuesta de enero. Mi madre siempre decía lo mismo: “Con las lentejas nunca se falla porque tienen mucho hierro y ayudan a ganar todas las batallas”. Ese día estaba muy seria, y las lentejas olían como nunca. Ninguno de nosotros, ya mayores, había faltado a la cita navideña y eso era muy importante para mamá. Pasada la magia de las fiestas, la normalidad se imponía y el aroma de las lentejas con sus verduras y su choricito tenía gran parte de la culpa. “Tengo cáncer”, lo dijo muy bajito, como si quisiera que con sólo decirlo fuera posible espantar el mal. Pero todos los oímos y callamos aterrados. “No quería estropearos las fiestas”. Un silencio denso llenó toda la sala hasta que mi hermana mayor se puso en pie y la abrazó diciendo: “Todo va a salir bien, y ahora cómete esas lentejas que tienes que estar muy fuerte para ganar esta batalla”.

Seudonimo: Marimariña (Mar Arias Couce, Arrecife – Las Palmas)